El potente terremoto ocurrido en Alaska de magnitud 7.8 en horas de la madrigada chilena dejó como consecuencia la destrucción de carreteras e importantes oleajes que en primera instancia habían sido catalogados como alerta de Tsunami la que horas más tarde fue descartada.

Usuarios de redes sociales han viralizado impactantes registros desde el comportamiento del mar a la destrucción de carreteras que unen poblados en el hemisferio norte.



Este Post Aparece Primero en Radios Regionales