Luego del llamado que le hizo a los pastores evangélicos del país a salir a predicar a las calles, Javier Soto, popularmente conocido como el Pastor Soto, apareció la mañana de este miércoles en el Mucho Gusto, donde profundizó en sus declaraciones.

“La palabra dice claramente que debemos ir por todo el mundo y predicar el evangelio a toda criatura. Segundo, dice ‘sobre los enfermos impondremos las manos y estos sanarán’. Esto es un tema de fe, nosotros no nos escondemos como verdaderas ratas cobardes”, manifestó en el matinal de Mega.

En el espacio, insistió en que “mi llamado es que todos los pastores salgan a las calles, no se queden en sus casas, salgan y prediquen”.

Todo se complicó aún más cuando uno de los médicos invitados en el panel, le dijo que “va contra la corriente, una cosa es la religión y otra cosa es el fanatismo”. El evangélico no se quedó de brazos cruzados y lanzó sin filtro: “Señor, Dios cuando hace un milagro dios no es un fanático, usted señor, usted como doctor ha fracasado, el Gobierno ha fracasado y los políticos han fracasado. Porque el único que hoy día puede hacer un milagro en Chile se llama Jesucristo”.

Ante la incomodidad que generó su participación en el Mucho Gusto, Luis Jara terminó cortando al pastor Soto invitando a los televidentes a una pausa comercial.

Las críticas

En redes sociales, los usuarios no dudaron en volcarse a criticar que el Mucho Gusto haya invitado al Pastor Soto, dándole tribuna a este tipo de personajes en medio de la contingencia por el coronavirus.

La crítica también provino por parte del Colegio de Periodistas, quienes sostuvieron que “no nos cansaremos de decirlo: los medios de comunicación tienen un imperativo ético de responsabilidad social, y llevar a un fanático religioso para hacer un “contrapunto” al sentido común y las medidas sanitarias no va en la línea de dicha responsabilidad”.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo