Andrés Allamand, ministro de Relaciones Exteriores, tuvo palabras para el informe de la ONu que dio cuenta de crímenes de lesa humanidad vinculadas al Gobierno de Nicolás Maduro y la calificó de “dictadura”.

El canciller declaró que “el informe de Naciones Unidas es lapidario. Venezuela es una dictadura pura y dura, que tiene sumido al país en una crisis política y social enorme”.

“Pero además de eso, es un régimen que viola sistemáticamente los derechos de las personas. Por eso, el Gobierno de Chile reafirma su compromiso con la recuperación de la democracia en Venezuela”, agregó Allamand a T13.

Tras conocer los resultados del informe del organismo internacional, el canciller venezolano Jorge Arreaza aseguró que está “plagado de falsedades”.

El titular de Relaciones Exteriores de Venezuela planteó que se trata de “un informe plagado de falsedades, elaborado a distancia, sin rigor metodológico alguno, por una misión fantasma dirigida contra Venezuela y controlada por gobiernos subordinados a Washington”.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo