Tres universidades chilenas firmaron este viernes un convenio para impulsar un proyecto de investigación y desarrollo de una red de centros I+D y manufactura de vacunas en nuestro país.

Los rectores de la Universidad de Antofagasta, la Universidad de Chile y la Universidad Católica, tuvieron un encuentro virtual junto con el intendente regional de Antofagasta, y el director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, para trabajar en el tema.

La iniciativa establecerá un marco de colaboración conjunta entre las partes, a través de sus investigadores y profesionales, para el desarrollo de proyectos de investigación, generación de una red de centros I+D, la manufactura de vacunas y actividades de difusión científicas en áreas comunes, con financiamiento público, privado o patrocinio de las propias universidades.

Carlos Cabezas Cabezas, rector de la Universidad de Antofagasta, señaló que se trata de un ejemplo de trabajo colaborativo, que demandará esfuerzos y dedicación de todas las partes involucradas, pero cuyo horizonte es fortalecer la investigación. “Es destacable que este tipo de iniciativas convoquen a las principales universidades del país, a centros de investigación, a las autoridades regionales y ministeriales, en torno a la generación de nuevos conocimientos en lo científico y tecnológico”, afirmó.

Ennio Vivaldi, rector de la Universidad de Chile, planteó que esta alianza se suma al proyecto de su propia casa de estudios, que está trabajando en un Centro Productor de Vacunas y Productos Biológicos en el Parque Académico Laguna Carén.

“La pandemia es una lección indudable y dejo al descubierto la necesidad de contar con un centro que productor de vacunas. Alianzas y acuerdos como el firmado hoy nos permitirán tener mayor autonomía, independencia y soberanía en esta área tan importante para el país y su gente y también fortalece lo que estamos haciendo hoy por ejemplo en el Parque Académico Laguna Carén con la instalación de un centro que permita desarrollar investigaciones que potencien el conocimiento científico y la creación de nuevas vacunas”, expresó el académico.

Desde la Universidad Católica, el rector Ignacio Sánchez expresó que “hoy la situación que hemos vivido en el mundo hace imprescindible que los países tengan una respuesta de presente y, sobre todo, de futuro en el tema de vacunas. Este trabajo se ha realizado en red y esto ha sido significativo”.

La producción de vacunas en Chile finalizó hace décadas, dejando al país como importador de diversas fórmulas. La pandemia de COVID-19 devolvió el interés de varios sectores de devolver la manufactura de las dosis en territorio nacional. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo