Una de cada tres personas que superaron el coronavirus tienen al menos un diagnóstico de secuelas neurológicas o psiquiátricas en los seis meses posteriores a la enfermedad.

Así lo señala un estudio publicado este miércoles por la revista especializada The Lancet Psychiatry, que agrega que un 17% de quienes participaron en la investigación sufrieron episodios de ansiedad y un 14% de alteraciones del humor, siendo ambos diagnósticos los más frecuentes.

Entre las secuelas neurológicas en pacientes que sufrieron coronavirus se encuentran las hemorragias cerebrales, que afectó a un 0,6% del grupo estudiado, los accidentes vasculares cerebrales a un 2,1% y cuadros de demencia a un 0,7%. “Es un número bastante inferior, pero el riesgo es en general más alto entre pacientes que estuvieron gravemente enfermos de coronavirus”, indicaron los investigadores.

Paul Harrison, investigador de la Universidad de Oxford en el Reino Unido y autor principal del estudio, dijo al respecto que aunque el riesgo a nivel individual de la mayoría de estas secuelas neurológicas y psiquiátricas es bajo, el efecto puede ser “considerable” para los sistemas de salud debido a la amplitud de la pandemia.

Muchos de estos problemas son “crónicos”, indicó Harrison, quien pidió dotar a los sistemas sanitarios de los países con recursos para así “hacer frente a las necesidades”.

Según la investigación, al analizar los expedientes de salud de 236.379 pacientes afectados por coronavirus, los autores concluyeron que el 34% tuvo un diagnóstico de enfermedad neurológica o psiquiátrica, y para el 13% de las personas se trataba del primer diagnóstico relacionado a esas áreas.

Hasta la fecha y según la última actualización de la Universidad Johns Hopkins, el mundo registra 132 millones 775 mil 13 personas que han contraído el coronavirus desde el inicio de la pandemia y 2 millones 880 mil fallecidos.

Estados Unidos continúa siendo el país más afectado por la pandemia en cifras totales, con más de 30 millones de casos y 555.000 muertos. Por detrás están el Brasil, con más de 13 millones de contagios y unos 336.000 decesos. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo