La Comisión de Constitución del Senado aprobó agregar escaños reservados para pueblos originarios en la Convención Constitucional que redactará una nueva Constitución.

De acuerdo a Emol, en la instancia se impuso la propuesta de la oposición -por 3 votos contra 2- que pretende sumar 23 cupos a los 155 ya determinados.

El proyecto fue votado durante este jueves, puesto que el presidente de la comisión, el senador socialista Alfonso de Urresti, señalara el poco tiempo que hay para el debate de la iniciativa, debido a que el 11 de enero deben inscribirse las candidaturas para quienes quieran ser integrantes de la Convención Constitucional.

La aprobación fue celebrada por el senador DC Francisco Huenchumilla, quien lo calificó de “histórico”, ya que indicación se basa en la propuesta presentada por los propios pueblos originarios.

Sin embargo, reconoció que enfrentará un duro escollo en la Sala, ya que necesitará un quórum de 3/5, por lo que deberá sumar el apoyo de parlamentarios oficialistas.

“Me atrevo a decir que probablemente no van a estar los 26 votos que se requieren, entonces este es un camino que tenemos que recorrer, pero que no es muy largo, porque estamos con poco tiempo”, declaró.

Por contrapartida, el RN Rodrigo Galilea acusó que se generará una desproporcionalidad entre los pueblos originarios que postulen, por lo que votó en contra.

El proyecto considera mantener el actual padrón, sin separar a quienes sean parte de un pueblo originario, creando un distrito nacional, además de un proceso de autoidentificación de los votantes. Con esto, el elector que se reconozca como parte de una etnia indígena se le entregará un voto especial.

En esta papeleta estarían los mismos candidatos a nivel nacional, pero luego se haría un ajuste para representar a todas las comunidades, según los pueblos originarios reconocidos: aymaras, quechua, licanantay, diaguitas, colla, rapa nui, yaganes, mapuche y afrodescendientes.

Ahora falta que el proyecto avance en la Sala del Senado, luego pase por la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados y posteriormente a la Sala de la Cámara Baja.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo