El COVID-19 sigue complicando el desarrollo del fútbol chileno ya que durante este lunes el encuentro entre Santiago Morning frente a Deportes Copiapó, válido por la decimonovena fecha de la Primera B, debió suspenderse debido a la detección de tres casos entre los integrantes del cuadro “microbusero”.

El encuentro, que ya había sido postergado anteriormente por motivos sanitarios, debía disputarse a las 10:30 horas en el Estadio Municipal de La Pintana, en Santiago. Minutos antes de su inicio se dio aviso de una nueva cancelación.

“¡Partido suspendido! La ANFP ha decidido suspender el partido frente a Santiago Morning debido a que el plantel Santiago Morning presentara casos de COVID-19”, informó en cuadro copiapino en sus redes sociales.

Por el momento el elenco “bohemio” no ha entregado detalles sobre sus casos, los que se sumarían a otros como el del delantero Miguel Ángel Orellana, quien estuvo hospitalizado debido a complicaciones asociadas al virus.

Este nuevo traspié se sumó a otras complicaciones que ha vivido el fútbol en medio de la pandemia. La situación más compleja la sufrió Independiente de Cauquenes, elenco que hace algunas tuvo que enviar a cuarentena preventiva a prácticamente todo su plantel debido a un contacto estrecho con una persona contagiada.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo