La Contraloría General de la República indicó durante este jueves que la Subsecretaría de Salud Pública no se encuentra facultada para emitir instrucciones sobre la entrega de licencias médicas.

El pronunciamiento del organismo llegó luego que organizaciones como la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y diputados de oposición presentaran requerimientos por un instructivo presentado a fines de marzo por la cartera liderada por Paula Daza, el que hacía referencia a la continuidad de las labores de personas contagiadas, sospechosas o con contactos estrechos por COVID-19.

El documento del Gobierno señalaba que “los trabajadores que han sido catalogados por la autoridad sanitaria como contactos estrechos, pueden, de común acuerdo con el empleador, optar por continuar trabajando a distancia, sin necesidad de requerir licencia médica”.

Frente a esto, Contraloría entregó un dictamen que señaló que “la Subsecretaría de Salud Pública, no se encuentra facultada para dictar instrucciones en relación a licencias médicas, al tratarse de un beneficio de seguridad social, que se encuentra protegida por la garantía constitucional del art. 19 N18”.

Días después que se conociera de este instructivo, el Ejecutivo anunció que la medida iba a ser “enmendada”, mientras que la propia subsecretaria Daza lamentó que el documento se haya “malentendido”.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo