La pandemia aceleró las ventas por internet y eso se tradujo en un aumento en el uso de Whatsapp en las pymes. “El futuro de las pymes es vender a través de Whatsapp”, asegura Javier Torres, fundador de Cheetrack, una plataforma web que a través de un número único de Whatsapp, permite a una empresa tener varios agentes, como un call center en la aplicación, por lo tanto, toda la información de los clientes queda dentro de la empresa.

“Esta información es muy valiosa para identificar cómo se atiende a los clientes, por qué reclaman o qué dificultades tienen, lo que se traduce en mejores ventas”, agrega.

Según datos de Cheetrack, la tasa de apertura de un email es en promedio 20%, versus la de Whatsapp que es de un 80%. Sin embargo, el Whatsapp ‘personal’ no satisface las necesidades de las empresas.

“Hoy la mayoría de las empresas usan los Whatsapp personales de sus ejecutivos, y al ser números privados, no existe trazabilidad, por lo tanto no se obtiene data como tiempos de respuesta o resultado de la gestión. Además, si el ejecutivo se va de la empresa, se pierde el registro”, explica Torres, quien antes de fundar Cheetrack.comfue product manager de Sodimac y estuvo detrás de otros emprendimientos como Conectter.com, con el que perteneció al reconocido programa Start-Up Chile.

Bajo la premisa de que los emailings están obsoletos y que el mundo quiere todo para ayer, Cheetrack permite mantener una comunicación fluida y oportuna con los clientes, para vender de forma más expedita.

“Hoy las pymes tienen la tecnología a su disposición, a un costo mucho más accesible en todo ámbito, ya estamos viendo un cambio en que muchas empresas ya no necesitan una página web para vender, sólo Whatsapp”, asegura Torres.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo