Rusia entró de lleno en la competencia por la vacuna contra el coronavirus, insistiendo en que la eficacia de la Sputnik V es superior a la del proyecto de Pfizer y la empresa de biotecnología alemana BioNTech.

El mismo día que la firma norteamericana informó que su inyección había sido eficaz en un 90%, un especialista del Ministerio de Salud ruso aseguró que su iniciativa lo era “en más de un 90%”.

Durante este miércoles, los encargados de las pruebas de la Sputnik V aseguraron que la vacuna -que ya está disponible en gran parte de Rusia- alcanzó una eficacia del 92%.

Según lo informado por los investigadores del Instituto Gamaleya de Moscú a través de un comunicado, los cálculos que permitieron sacar estas conclusiones se basaron en los 20 casos confirmados de COVID-19 divididos entre las personas vacunadas y las que recibieron el placebo.

Los especialistas explicaron que la inyección fue probada a partir del primer análisis realizado 21 días después de la primera inmunización en voluntarios.

La Sputnik V ha estado en la mira de la comunidad científica mundial debido a su acelerado avance, el que según algunos no ha cumplido con los estándares de seguridad y eficacia requeridos para su distribución a toda la población.

A pesar de esto, el gobierno ruso está listo para importarla a otros países, entre ellos Argentina, que comprará 25 millones de dosis para asegurar su llegada a finales de este año.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo