En la actualidad son muchos los aficionados chilenos que usan plataformas de apuestas deportivas online para poner en práctica sus conocimientos sobre fútbol y conseguir el éxito en sus apuestas. Esta tendencia, sobre todo en los más jóvenes, que no solo ocurre en nuestro país, sino en todo el mundo obligan a tener en cuenta este tipo de publicidad y de tomar medidas al respecto, restringiendo en algunos casos o llegando a la prohibición en los más radicales.

Posibles efectos de la publicidad en eventos deportivos

Son muchos los estudios que se han realizado que asocian el marketing que se hace para apostar en eventos deportivos como el fútbol, con la posible adicción a las apuestas. Y aunque no se puede calcular el número concreto de personas a las que puede provocar adicción, sin saber si es un número relevante, lo que sí es innegable es que tiene algún tipo de efecto, ya sea directo o indirecto sobre los apostadores compulsivos.

La conclusión de los estudios que se han realizado, es que los anuncios publicitarios no causan adicción en el apostador, pero sí que provocan una mayor posibilidad de apostar por parte del aficionado de fútbol en aquellos eventos a los que el marketing los reclama.

En definitiva el objetivo del marketing publicitario tanto en apuestas para eventos deportivos como el fútbol, como en cualquier otro tipo de sector, es evidentemente captar la atención hacia lo que ofrece el anuncio y por lo tanto su objetivo sería que un aficionado realizar una apuesta en un evento u otro de fútbol. Que esto puede estar indirectamente asociado a la adicción es innegable, pero también es innegable que no la crea.

Críticas a la publicidad en las apuestas deportivas

La principal crítica que se realiza a las apuestas deportivas en el mundo del fútbol, es que se tema que se pueda llegar a normalizar esta actividad y que parezca a ojos de los más pequeños como una actividad común sin ningún problema. Por otro lado, en algunos casos, las campañas de marketing publicitario quizás se hayan excedido provocando que algunos anuncios hayan sido criticados por tratar de hacer creer que las apuestas eran una buena forma de poder pagar todas nuestras facturas. Todas estas críticas han provocado que muchos países tomen medidas para restringir la publicidad o incluso llegar a prohibirlas en sus respectivas regiones.

En internet, son las mismas plataformas publicitarias como Google o Facebook, las que deben decidir sobre las restricciones que han de implantar para sus posibles anunciantes. Google por un lado permite este tipo de publicidad siempre que se sigan ciertos parámetros de la plataforma, por su parte Facebook es mucho más estricto y solicita a sus anunciantes por escrito una aplicación formal.

Lo que es innegable a este respecto es que poco a poco se ira regulando más este tipo de publicidad tanto en los diferentes países como en las diferentes plataformas en internet a nivel mundial.



Este Post Aparece Primero en La Opinion de Chiloe