En prisión preventiva quedo el joven de 21 años acusado de los delitos de parricidio y homicidio de su madre y hermana, cometidos durante el pasado 14 de septiembre en la vivienda que compartían en la comuna de Quilicura.

La información entregada por la Policía de Investigaciones (PDI) y el Ministerio Público, el joven podría haber estado bajo los efectos de drogas que fueron mezcladas con alcohol, cuando se desató una pelea que terminó con el doble homicidio.

Desde la Fiscalía sostuvieron que el imputado fue encontrado por la policía en el segundo piso de la vivienda, con distintas lesiones en sus manos, las que podrían atribuirse a la intención de quitarse la vida. Fue rápidamente auxiliado por personal policial y llevado hasta un centro asistencial.

Durante la audiencia de formalización de cargos, el fiscal Centro Norte, Manuel Zúñiga indicó que momentos antes del crimen, el acusado habría escuchado los fuertes ronquidos de su madre, “se molesta, baja desde su habitación hacia el living, toma un cuchillo y se lo entierra a su madre”.

Además, en la indagatoria también se maneja una arista por un presunto delito sexual, cometido por el imputado contra su hermana de 18 años.

El Segundo Juzgado de Garantía de Santiago decretó la medida de prisión preventiva para el joven durante los 120 días que dure la investigación.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo