Los candidatos presidenciales de oposición, Paula Narváez (PS), Gabriel Boric (CS), Heraldo Muñoz (PPD), Daniel Jadue (PC) y Carlos Maldonado (PRSD), exigieron al Gobierno una serie de medidas, luego de que este viernes se registrara la cifra más alta de nuevos contagios de Covid-19 en el país.

En una declaración conjunta, los abanderados afirmaron que “las cifras que entrega el Ministerio de Salud hoy son catastróficas, muestran el evidente e inmenso fracaso de este Gobierno en el manejo de la pandemia”.

“Lamentablemente, esto ha significado que hoy está muriendo una persona cada 10 minutos a causa del coronavirus. Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) están colapsadas en un 100% en la mayoría de las regiones y en las próximas dos semanas tendremos un colapso incluso mayor en ellas. La atención primaria también está sobrepasada y el 35% de los técnicos en enfermería está con licencia médica”, añadieron.

También se aseguró que el Gobierno “no escucha las opiniones de expertos ni las de su propio Consejo Asesor Covid”, por lo que exigieron a La Moneda implementar medidas como el cierre de ciudades donde exista alta circulación del virus, y disminuir la movilidad en 70%.

En la misma línea, plantean “mantener solamente los servicios esenciales verdaderos”. Además, para quienes mantendrán movilidad debe planificarse el uso del transporte público, con el fin de evitar aglomeraciones.

Los candidatos presidenciales reiteraron la entrega de una Renta Básica Universal de emergencia sin trabas y traspasar masivamente recursos a la Atención Primaria de Salud para contratar personal suficiente que pueda trazar contactos y aislar efectivamente a las personas infectadas. En este sentido, se indicó que se necesitan 30 trazadores por cada 100.000 habitantes.

Los representantes de oposición instaron al Gobierno a cambiar la estrategia de comunicación de riesgo, apuntando a la población joven del país. Se pide informar de manera diaria los fundamentos y criterios con los cuales se están tomando las decisiones.

Finalmente, piden implementar una vigilancia genómica para saber qué variante del virus está circulando y generar espacios de participación efectiva que incorpore a representantes de la comunidad científica, organizaciones sociales, municipios, trabajadores de la salud y del Parlamento.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo