Los museos, los restaurantes y las escuelas de Portugal volvieron a abrir este lunes después de estar cerradas durante dos meses, gracias a la segunda fase del plan de desconfinamiento del país, duramente golpeado por el coronavirus a comienzos de este año.

Después de la reapertura de las escuelas primarias el 15 de marzo, hoy fueron los alumnos de enseñanza media los que volvieron a las aulas.

Según señala la agencia local Lusa, los sectores que retoman las actividades tendrán que seguir una serie de normas sanitarias estrictas.

Las reuniones están limitadas a cuatro personas por mesa en las terrazas de cafeterías o locales de comida al aire libre y los museos deberán adaptar sus horarios finalizando a las 22:30 de lunes a viernes y a las 13 hrs. los fines de semana.

“Esperamos recibir muy pocos visitantes, ya que no hay turistas extranjeros”, explicó Antonio Nunes Pereira, director del Palacio Nacional de Pena, en la turística localidad de Sintra, a unos 30 km de Lisboa.

Según Nunes, habrá una “auténtica reanudación” en la temporada de verano, cuando “el proceso de vacunación esté más avanzado en Europa” y se reduzcan las restricciones para viajar.

Paralelamente, las autoridades sanitarias de Portugal notificaron este domingo menos de 200 casos de coronavirus, lo que devuelve al país a niveles mínimos de contagio que no registraba desde agosto del año pasado.

La Dirección General de Salud confirmó 193 positivos más con un total de 823.335 desde el inicio de la pandemia y 16.879 enfermos fallecidos por el coronavirus. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo