Uno de los cambios más fuertes, a raíz del teletrabajo, se vive en los procesos de gestión de personas, en que el crecimiento ha sido exponencial. Es así como entre 2019 y 2020, la plataforma de gestión de personas BUK pasó de facturar $1.302 millones a $2.879 millones, registrando un crecimiento de 121%.

“La pandemia aceleró la modernización tanto de software como del ingreso de otras herramientas relacionadas con la colaboración y comunicación”, resalta Jaime Arrieta, CEO de BUK.

Tras haber comenzado en 2016 como un emprendimiento de dos personas, BUK sumó un equipo de 160 personas en Chile, 13 en Colombia y 10 en Perú. En total, 183 personas entregando herramientas de colaboración y comunicación a clientes de diferentes países y de los más distintos ámbitos.

“Las personas están al centro de las organizaciones, y en contexto de teletrabajo las empresas han comprendido la importancia de contar con un sistema de gestión que facilite la colaboración y la comunicación entre colaboradores”, indica Jaime Arrieta.

En vista de seguir dando respuesta a las necesidades de las empresas, BUK está expandiendo sus servicios a México. Es en este contexto que hoy se consolida BUK Chile, para seguir creciendo en el país que vio nacer a esta compañía, promoviendo a Teresita Morán como nueva Country Manager en Chile.

La ejecutiva comenta que “este crecimiento es fruto del esfuerzo y gran compromiso puesto por el equipo y nos llena de orgullo, pero también asumimos la gran responsabilidad que implica consolidar todavía más nuestra participación en Chile, con soluciones y herramientas a la medida de las organizaciones, y sobre todo de las personas”.

Por su parte, Jaime Arrieta agrega que “una compañía que nació en Chile ahora es regional y se consolida como actor destacado en soluciones innovadoras para la gestión del talento en un mundo digitalizado”. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo