La oposición debatió por cerca de ocho horas en el “Encuentro político y social por Chile” en busca de aunar criterios para entregar una propuesta concreta a la agenda de “mínimos comunes” del Gobierno.

En dicha oportunidad, se abordó la necesidad de establecer una renta básica universal para ir en ayuda de las personas afectadas por la crisis derivada de la pandemia por COVID-19.

Al respecto, la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC) detalló que “convocamos a este espacio (porque) a nosotros nos parece que le hace bien al país conversar y que le hace bien a la política escuchar y dialogar”.

“En esta jornada expusieron quienes están a cargo de los distintos temas que hemos definido en esta agenda de ‘mínimos comunes’, tales como ayudas sociales sobre cómo poder responder y apoyar a la familia de manera más inmediata, pymes, y estrategia sanitaria”, agregó.

En esa línea, destacó que “tuvimos la posibilidad de escuchar a muchas organizaciones en cada uno de los temas, se fueron planteando nuevas alternativas, nuevas sugerencias”.

“Nos pareció muy interesante lo de la Renta Básica Universal y el que aquí se estableciera también esta posibilidad de que se filtrara en el sentido inverso, es decir, que aprovechando ahora la operación renta, efectivamente se vea quiénes no debieran acceder, porque están en un segmento de mejores condiciones económicas, pero que se mantenga el criterio de la universalidad en estas ayudas”, sostuvo.

Según concluyó la propia Provoste, se espera que en los primeros días de la próxima semana se pueda entregar la propuesta al Ejecutivo, de manera de poder avanzar en esta agenda de los “mínimos comunes”. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo