La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció la suspensión “temporal” de los ensayos clínicos con hidroxicloroquina que realizaba en varios países, como medida de precaución ante los escasos resultados obtenidos.

Esta decisión se llevó a cabo gracias a la publicación de un estudio en la revista médica The Lancet que considera ineficaz y hasta contraproducente el uso de la cloroquina y sus derivados, como la hidroxicloroquina, para luchar contra el coronavirus.

La investigación fue realizada con cerca de 15.000 enfermos y concluyó que ni la cloroquina ni la hidroxicloroquina son eficaces contra el COVID-19 en los enfermos hospitalizados y que estas moléculas aumentan incluso el riesgo de muerte y de arritmia cardíaca.

Según indicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, hace más de dos meses que se estaban realizando ensayos clínicos sobre los efectos de la hidroxicloroquina, con el fin de encontrar un tratamiento eficaz contra el coronavirus; sin embargo, los trabajos fueron suspendidos el día sábado.

Asimismo, la OMS indicó que los ensayos quedarán suspendidos hasta que se analicen los datos recabados.

“Se trata de una medida temporal”, dijo a la prensa la doctora Soumya Swaminathan, responsable del departamento científico de la OMS, antes de subrayar la “incertidumbre” que rodea el uso de la hidroxicloroquina.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reveló hace unos días que está tomando hidroxicloroquina como medida preventiva contra el coronavirus.

Si bien el mandatario reconoció que no tiene síntomas de coronavirus, decidió automedicarse tomando  hidroxicloroquina, contraviniendo justamente lo que miles de médicos en el mundo han pedido.

“Llevo más o menos una semana y media tomándolo. Y aquí sigo. Creo que es bueno. He oído muchas historias positivas al respecto. Y si no es bueno, ya les iré contando, aunque mal no me va a hacer”, dijo Trump en una conferencia de prensa.

Esta nota OMS suspende pruebas de hidroxicloroquina en medio de la pandemia del coronavirus apareció primero en El Dínamo.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo