Tras el estreno de Edificio Corona, Nicolás Oyarzún fue uno de los actores que se llevó varios elogios por su personaje Pablo, pero también reflotaron sus antiguas declaraciones sobre el aborto.

En el programa Más Vale Tarde, en 2018, el actor manifestó sobre el tema que “yo no soy de derecha, pechoño, soy humano, y las tres causales tienen un sentido y está bien, pero si el día de mañana el aborto es libre, ¿qué pasa con nosotros? ¿Qué pasa si yo en el fondo sí quiero ser papá?”.

“No me gustaría un aborto libre en Chile, no lo encuentro justificado. Siento que cuando uno quiere buscar que las mujeres tengan más garantías, no hay que bajar garantías del hombre tampoco. Yo podría hacer lo imposible porque eso no pasara y si llegara a pasar, legal, no puedo hacer nada con la justicia y automáticamente mi vida con ella termina”, agregó.

Tras esto, Nicolás Oyarzún salió a explicar en Twitter sus declaraciones sobre el aborto y expresó que “los discursos se modifican, no son una condena. Eso logran las revoluciones. Yo escuché y entendí igual que muchos. Así debe ser”.

“En ese tema, la mujer no es un medio y nadie tiene derecho a opinar sobre su cuerpo. Por eso nunca más opiné del tema. Porque entendí que, incluso, no es tema de los hombres. La inteligencia es entender, para eso hay que escuchar, yo escuché y creo haber entendido”, añadió.

En otra publicación, insistió en que “el mundo cambia y cambiamos con él, lo demás para los bibliógrafos de Twitter”.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo