El delantero del América de México, Nicolás Castillo, vive dramáticos momentos debido a la trombosis que le dio. Podría estar entre 12 a 18 meses fuera.

Nicolás Castillo vive un dramático presente donde su carrera
corre serio peligro y los miedos que esto suceda aumentaron luego que la noche
de este jueves debiese ser hospitalizado de urgencia por complicaciones en su
pierna.

El delantero del América de México fue operado hace pocos
días para solucionar un problema en su tobillo, pero casi al mismo tiempo, se
le descubrió una peligrosa trombosis por la cual debió ser intervenido de
manera urgente.

Tras un par de semanas de recuperación en el hospital, fue
dado de alta esta semana, pero tras eso, las noticias no fueron para nada
buenas, pues los medios aztecas indicaron que deberá estar más de un año sin
actividad física y un par de meses más para empezar a ponerse a punto, por lo
que incluso podría estar un año y medio sin jugar.

Además, si sufrir alguna complicación grave en el periodo de
recuperación, incluso podría quedar con secuelas que le impidan seguir jugando
fútbol de manera profesional, por lo que su carrera corre mucho peligro.

Es por eso que, el sangramiento de su cicatriz, hizo llevarlo de urgencia a un recinto médico para quedar en observación y descartar cualquier tipo de problemas. “Nuestro jugador Nicolás Castillo entró a revisión médica por un sangrado en la herida quirúrgica. Esta misma ya ha sido controlada. El jugador continúa bajo observación”, confirmó el América.

Según pudo averiguar El Periscopio con cercanos al delantero, el sangramiento no se debería a la operación de trombosis, sino a la de su tendón femoral, por lo que no correría mayor peligro.



Este Post Aparece Primero en elperiscopio