La candidata presidencial del Partido Socialista (PS), Paula Narváez, abordó durante este miércoles la situación del alcalde de Cerrillos, Arturo Aguirre, quien recibió denuncias por acoso y abuso sexual de parte de cinco funcionarias.

Las acusaciones fueron expuestas en un reportaje de Ciper Chile, en que se asegura que el jefe comunal y militante socialista está siendo indagado por la fiscalía en una investigación desformalizada. También se señaló que las afectadas presentaron declaraciones ante la PDI, enumerando situaciones como besos forzados, tocaciones y relaciones sexuales bajo amenaza de perder el empleo.

Narváez fue consultada por el caso del alcalde de Cerrillos -que va a la reelección-, asegurando que será el Tribunal Supremo de la colectividad el que deberá resolver la situación.

“El PS tomará las decisiones que correspondan en coherencia con haberse declarado un partido feminista”, expresó la abanderada en declaraciones consignadas por La Tercera.

La ex vocera del segundo gobierno de Michelle Bachelet agregó que “con toda mi fuerza condeno absolutamente cualquier acto de violencia, acoso, abuso sexual contra las mujeres”.

Gonzalo Rodríguez, abogado defensor de Aguirre, aseguró las acusaciones serían una maniobra política “orquestada” por el director de Obras de la municipalidad, Sergio Castillo, también militante del PS y quien fue citado como testigo por la PDI. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo