El ministro de Salud de Bolivia, Marcelo Navajas, detenido al ser acusado de estar envuelto en un escándalo en dicho país. Esto, debido al destape de sus vínculos con prácticas de corrupción al interior del ministerio.

Todo partió con una investigación sobre irregularidades en la compra de ventiladores mecánicos, lo que terminaría con Navajas detenido, ya que él habría autorizado la compra de los implementos en con un excesivo sobreprecio.

Según la información que se maneja, cada ventilador costaba poco más de siete mil dólares. Sin embargo, fueron comprados en casi 28 mil dólares cada uno, casi cuatro veces el precio normal.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, se comprometió a ordenar investigar la situación “caiga quien caiga”. Además se comprometió a que el gobierno boliviano no pagará “un centavo más” por dichos ventiladores. “Mi compromiso es recuperar el dinero de los bolivianos” comentó a través de Twitter.

Marcelo Navajas, por su parte, fue destituido del cargo de ministro de Salud.

 



Este Post Aparece Primero en Radios Regionales