El ministro de Ciencia, Andrés Couve, lideró durante este martes una reunión de trabajo con diversos expertos para reforzar la vigilancia genómica del coronavirus debido a la preocupación mundial que generó la aparición de una nueva variante del SARS-CoV-2 en el Reino Unido.

El secretario de Estado coordinó el trabajo con el director (s) del Instituto de Salud Pública, Heriberto García; la jefa de la División de Planificación Sanitaria (DIPLAS) de la Subsecretaría de Salud Pública, Johanna Acevedo; el asesor Asesor en Covid-19 de la Subsecretaria de Salud Pública, Rafael Araos; y el Director del Centro de Regulación del Genoma, Miguel Allende, quien forma parte del consorcio universitario Cov2 que reúne los esfuerzos de diversos grupos de investigación en genómica para generar una base de datos nacional de secuencias del virus.

“El objetivo de este grupo de trabajo es planificar un programa de vigilancia genómica para comprender qué variantes del virus circulan en nuestro país. Esta es una iniciativa nueva, pero donde convergen personas e instituciones que han estado trabajando desde el inicio de la pandemia en este tema”, expresó Couve.

El ministro añadió que “el objetivo es que a través de esta coordinación podamos establecer un programa de vigilancia dentro de las próximas semanas que aporte de manera significativa a la caracterización genética del virus y su relación con aspectos epidemiológicos de la pandemia”.

Según explicó la autoridad “necesitamos incrementar ese esfuerzo para aumentar el número de muestras secuenciadas y alcanzar mejores niveles de representatividad”.

El secretario de Estado también reiteró la información entregada por el ISP, que señaló que por el momento no hay registros de la presencia de la variante del Reino Unido en nuestro país.

“Lo que sabemos hoy respecto a este virus es que existen miles de mutaciones. Publicaciones recientes dan cuenta que existen más de 12 mil mutaciones que ya están secuenciadas a nivel global. Es algo natural que hace el virus, todos los virus cambian permanentemente. Hoy esta variante particular se ha detectado con mayor frecuencia en la población del Reino Unido, y por eso creemos que tiene mayor transmisibilidad. Sin embargo, no hay ninguna evidencia que estas mutaciones se relacionen con la agresividad del virus”, señaló. 



Esta publicación aparece primero en El Dinamo