A través de una columna de opinión publicada por La Tercera, la ministra de Comercio Internacional de Canadá, Mary Ng, busca incentivar que se apruebe en Chile el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico conocido como TPP-11.

Esto ocurre luego de que el Senado se negara a tramitar la ratificación del tratado, pese a que el Gobierno puso discusión inmediata.

En el artículo argumentó que este tratado es “un modelo para los acuerdos comerciales contemporáneos” y que a nuestro país le falta “aprovechar sus beneficios”, los mismos que ya han cosechado aquellas naciones que lo han ratificado como Canadá, Australia, Japón, México, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

En ese sentido, la ministra Ng explicó que en Canadá, por ejemplo, antes de la pandemia, lograron un crecimiento del comercio bilateral de mercancías con los asociados al TPP-11, y sectores como la carne, el pescado y el marisco, registraron “una expansión de las exportaciones a los mercados del TPP-11, tales como Japón y Vietnam”.

Con eso, y sumado a los acuerdos comerciales que tienen, las empresas canadienses tienen “acceso preferente a un mercado global de 1.500 millones de clientes”.

Desde Canada, aseguró la ministra, esperan que Chile, “nuestro socio y amigo cercano desde larga data”, ratifique este tratado con el fin de que se convierta en socio. Destacó que tras el Tratado de Libre Comercio firmado en 1997 entre ambos países, se ha profundizado “su relación comercial, triplicando el comercio bilateral en los últimos 23 años”.

“El TLC Canadá-Chile también ha tenido efectos muy positivos en la inversión: Canadá es el tercer mayor inversionista extranjero en Chile, con un total de $17.000 millones de dólares canadienses en 2019. Esto ha significado más asociaciones entre nuestros innovadores empresarios y dueños de negocios, y más oportunidades para que tanto canadienses como chilenos crezcan y prosperen”, indicó.

En esa misma línea, indicó que ambos países deben seguir trabajando juntos para promover “objetivos comunes” para “forjar alianzas más amplias con naciones de ideas afines”. Ante esto, señaló que “esto es exactamente lo que representa el TPP-11”.

“La ratificación por parte de Chile del TPP-11 serviría como una declaración renovada de nuestro compromiso común con el sistema de comercio basado en normas, y un enfoque inclusivo del comercio que beneficie a todos”, añadió.

La ministra Mary Ng enumeró una serie de beneficios que han logrado en Canadá gracias al TPP-11, entre ellas explica que una vez que Chile lo ratifique “abarcará a 500 millones de consumidores y cadenas de suministro regionales que se extienden por toda la región del Asia-Pacífico” y que dichas ventajas serán “clave para la recuperación económica post-Covid”.

“Al ratificar el TPP-11, Chile también ganará la misma voz para determinar la dirección futura del Acuerdo, ya sea que se esté expandiendo a nuevos miembros o dirigiendo su implementación”, agregó la secretaria de Estado canadiense.

Con esto, aseguró que “la ratificación del TPP-11 por parte de Chile permitiría a las empresas, a los consumidores, a las familias, a los agricultores y a los trabajadores chilenos aprovechar las numerosas oportunidades y beneficios del acuerdo”. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo