Las chilenas empataron sin goles frente a Camerún, aprovechando la victoria obtenida en la ida. Es la primera vez que un equipo de fútbol femenino chileno irá a una cita olímpica.

Por AGENCIA UNO – EL DÍNAMO

La Roja  femenina de fútbol consiguió este martes hacer historia nuevamente, luego de empatar 0-0 con Camerún y clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio, tras el 2-1 a favor obtenido en el duelo de ida, eun una serie de encuentros que se disputaron en Turquía.

El equipo de José Letelier salió a jugar con el resultado a favor de la ida, invitando a las africanas a que tomaran la iniciativa y dejaran espacios en defensa.

Pese a que el rival intentó llegar al arco con remates lejanos, la selección nacional tuvo las llegadas más claras para abrir el marcador en la primera mitad del compromiso.

Primero Yanara Aedo no pudo definir bien tras un preciso centro de María José Urrutia, y luego una jugadora de Camerún despejó en la línea cuando Carla Guerrero estuvo a punto de anotar tras un balón detenido.

En el complemento, las “visitantes” adelantaron sus líneas y presionaron más sobre el pórtico de Christiane Endler, pero sin precisión en la puntada final para superar a la meta nacional.

Las cosas se complicaron para las camerunesas, luego de que Omboudou recibiera la segunda tarjeta amarilla y dejara a su equipo con una jugadora menos a los 65 minutos.

Poco después, Chile en un contragolpe aprovechó los espacios que las africanas dejaron en defensa, con un cabezazo de Karen Araya (71′) que se fue apenas ancho.

A pesar de que las camerunesas presionaron en los minutos finales en búsqueda de un gol, la defensa chilena y Endler siempre se mostraron sólidas para llevarse el empate.

La clasificación de la Roja femenina de fútbol a unos Juegos Olímpicos es inédita y refleja el avance de la categoría, especialmente desde 2019, cuando el elenco chileno participó del Mundial en Francia. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo