El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, pidió un “único discurso” del Gobierno para combatir el coronavirus, ya que, según indicó, la población “no sabe” si debe “escucharlo” a él o “al Presidente”, Jair Bolsonaro, quien ha defendido públicamente terminar con la cuarentena impuesta en varios estados y municipios.

“Espero que esta validación de los diferentes modelos para hacer frente a esta situación pueda ser común y que podamos tener un discurso único y unificado”, afirmó Mandetta en una entrevista a la cadena de noticias O’ Globo.

El ministro, quien es médico de profesión, es partidario de mantener las medidas de aislamiento social para contener la propagación del coronavirus, una postura diametralmente opuesta a la del mandatario brasileño, quien se ha mantenido más preocupado de las consecuencias económicas y el desempleo.

Hace unos días, a través de cadena nacional, Jair Bolsonaro incentivó a los brasileños a que vuelvan a sus puestos de trabajo porque el desempleo también provoca “muertes”.

Por su parte, la máxima autoridad sanitaria lamentó que en las próximas semanas, cuando se registre el peak de contagios y se espera que aumenten las muertes, será cuando la población se “arrepentirá de no hacer lo que tenía que hacer” y el sistema esté “colapsado”.

“Habrá una confrontación entre lo que somos y hacia dónde queremos ir durante los próximas semanas. Llevará de dos a tres meses cuestionar mucho las prácticas de todos y obviamente, el Ministerio de Sanidad será el más cuestionado”, admitió Mandetta.

“No hay nadie en contra ni a favor. Nuestro adversario es el coronavirus. El Ministerio de Salud entiende la economía, pero hace un llamado por el lado del equilibrio de protección de la vida. Espero que esa validación de dos modelos diferentes de abordaje de la situación pueda ser común y que la gente pueda tener una voz única a la que seguir”, señaló.

Actualmente, Brasil registra 22.318 personas contagiadas de coronavirus y 1.241 fallecidos, convirtiéndose en el país más golpeado de Latinoamérica por la pandemia.

Los estados con mayor número de casos son Sao Paulo, con 8.755; Río de Janeiro, con 2.855, y Ceará con 1.676.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo