La selección chilena femenina se impuso 2-1 a Camerún en el duelo de ida por el repechaje olímpico, en Turquía, donde Camila Sáez se robó todas las miradas de los televidentes.

Y es que la defensora nacional abrió el marcador a los 25 minutos del primer tiempo con un certero cabezazo y tras los respectivos abrazos con sus compañeras, la jugadora aprovechó la oportunidad de festejar tapándose un ojo.

Esto fue interpretado en redes sociales como un gesto de Camila Sáez para las víctimas del estallido social del 18-O.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo