Fotografía: RRSS.
Véase también:
Ancud: polémica en El Pilar y Seminario Conciliar por «miserables» canastas Junaeb ¿dónde reclamar?.
Castro: alcalde se pronuncia sobre canastas Junaeb «recortadas» y las que no llegaron.
Acusan que Junaeb entregó canastas «con productos podridos» en Chiloé.
Junaeb y entrega de carne «podrida» a niños vulnerables en Chiloé: «es un error inadmisible».

SANTIAGO (La Opinión de Chiloé) — A poco más de un mes de la aparición de irregularidades en el proceso de entrega de las canastas de alimentos destinadas a los escolares por parte de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), y que se enmarca en el Programa de Alimentación Escolar (PAE) dirigido a los sectores vulnerables, la repartición estatal anunció que tomó medidas drásticas luego de una indagatoria.

En particular, se indicó que se procedió a comunicar a la empresa Sociedad Distribuidora de Productos Alimenticios S.A. (Dipralsa) la interrupción del contrato vigente para la entrega del servicio de alimentación escolar y de alimentación de párvulos en la Región de Los Lagos, aseverando que aquello es «producto de los graves incumplimientos detectados por Junaeb en la supervisión de la primera entrega de canastas individuales de alimentación, implementada en el período de suspensión de clases durante la emergencia del COVID-19».

Lo anterior implica que el servicio de alimentación para las 30 comunas de la Región de Los Lagos que eran atendidos por la empresa deberá ser adjudicado a otra, «para lo que se convocará a prestadores actuales del servicio en otras zonas del país a ofertar» dijeron.

Tal y como reportó La Opinión de Chiloéel Estado paga en alimentación por cada período escolar un total promedio aproximado de $152.535.- por cada alumno (al año), mientras que a Dipralsa se le adjudicó vía trato directo en febrero de 2019 un monto anual de $43.293.909.119.- para entregar 283.828 raciones diarias en la región de Los Lagos.

Lo curioso es que esa misma empresa tiene un enorme historial de incumplimientos y sanciones administrativas, precisamente con la Junaeb; es más, a eso se suma que fue protagonista de un escándalo de proporciones en 2016 cuando fue anulada una adjudicación al descubrirse que había participado en una licitación con documentación falsa.

Junaeb indicó que la nueva adjudicataria será aquella que presente la mejor propuesta económica y mantenga las condiciones del contrato actual, incluyendo la continuidad laboral de las 2.543 manipuladoras de alimentos que trabajaban para Dipralsa.

Además, basada en la gravedad de la falta, el organismo estatal aseguró que ejecutó las boletas de garantía para el fiel cumplimiento, por un monto de $2.381.000.000.- (dos mil trescientos ochenta y un millones de pesos).

«Decidimos terminar anticipadamente este contrato porque corroboramos que la compañía cometió serias faltas en la provisión del servicio, lo que resulta inaceptable, sobre todo, dada la compleja situación que afecta al país a raíz de la pandemia», sostuvo el director nacional de Junaeb, Jaime Tohá.

«Como Gobierno no permitiremos que ninguna empresa proveedora juegue con la fe pública y afecte la entrega de alimentación a los estudiantes», recalcó Tohá.

Respecto de la continuidad del servicio, la autoridad hizo un llamado a la tranquilidad en las comunidades educativas, por cuanto, pese al término del contrato, Junaeb implementará las medidas necesarias para garantizar que no se interrumpa la alimentación de escolares y párvulos en la Región de Los Lagos.

Tal y como ha consignado La Opinión de Chiloé, durante la primera entrega en las comunas de Ancud y Castro se comenzaron a sumar reclamos y críticas por las evidentes rebajas en la cantidad de raciones que venían en las ‘Canastas de Alimentación’, contándose algunos que han acusado que al ir a retirarlas ya no quedaban o que al revisar las que recibieron se podría apreciar una reducción evidente en los productos anunciados por Junaeb. Ello se replicó en otras comunas.

La Opinión de Chiloé publicó una nota con los primeros reclamos que emanaron desde padres y apoderados de los colegios El Pilar y Seminario Conciliar de Ancud (ver nota relacionada), tras lo cual, Junaeb expresó en esa oportunidad que «con respecto a los Establecimientos Educacionales señalados en la nota, nos hemos contactado con sus Directores quienes nos han señalado que la entrega de las canastas se generó sin graves inconvenientes o irregularidades, solo quedando a la espera de la recepción de los productos pendientes, por parte de la empresa concesionaria». Algo que hoy se ha desmentido ¿quién faltó a la verdad, los directores o la Junaeb?

«Frente a ello, estamos tomando todas las acciones correctivas y sancionatorias que correspondan para aquellas empresas distribuidoras que no cumplieron con la entrega total de alimentos (…) y queremos reafirmar a toda la comunidad de Ancud que nuestro compromiso es el de entregar los beneficios a quienes debe llegar, trabajando incansablemente en una mejor implementación, más eficiente y oportuna, mientras dure esta crisis sanitaria», dijeron en aquella ocasión.

Tras contrapreguntar, señalaron que «con respecto a las denuncias que destaca la nota, aclaramos que como institución valoramos y apoyamos el hecho que nuestros usuarios ejerzan control social referente a la entrega de canastas, dado que es un aporte efectivo para identificar puntos en los que su ejecución no se desarrolle como corresponda», para luego reiterar que «efectivamente nos contactamos con sus directores y éstos no denunciaron irregularidades graves».

En esa oportunidad, se pidió que La Opinión de Chiloé entregara datos de los beneficiarios denunciantes para hacer seguimiento, a pesar que su identidad está bajo reserva y que en diversas plataformas se contabilizaron al menos 162 personas expresando su malestar, subiendo vídeos o fotografías no sólo de esos dos establecimientos. Se le remitió como respuesta: «debemos recordarle que la tarea de fiscalizar le compete a los funcionarios de Junaeb y no a los medios de comunicación, por lo que los invitamos cordialmente a revisar nuestras plataformas y contactarse con cada uno de los beneficiarios que arguyen haber recibido canastas ‘recortadas’, desmintiendo de paso lo que su institución expone en el comunicado en todas sus partes».

La diputada Jenny Álvares (PS) compartió vía redes sociales varias imágenes sobre lo que estaba pasado, indicando «exigimos a Junaeb Los Lagos, y al Gobierno hacerse responsable por la entrega de canastas con productos podridos que están llegando a hogares de nuestra región por una empresa irresponsable». Acusó que el proceso de entrega sería «una burla…».

A través de un oficio en tanto, el alcalde de Castro, Juan Vera (UDI), señaló que las entregas realizadas por el ente estatal «no cubren las necesidades nutricionales ni la cantidad de alimentos que requieren los estudiantes de más escasos recursos de la comuna para los 15 días proyectados por la Junaeb».

Añadía también que «hubo importantes faltantes de canastas de alimentos en un 15% en las escuelas urbanas, por lo que se requiere con urgencia tener la información que permita subsanar el déficit y entregarlo a su debido tiempo», confirmando de paso los «recortes» que se han difundido en diversas plataformas.

La Directora Regional de Junaeb, Sarita Cárcamo Stormansan, reconoció posteriormente y de manera pública que se realizó la entrega masiva de carne de pollo en conserva en mal estado dentro de las canastas repartidas por la institución.

El comentario vino después que ella misma compartiera por redes sociales posteos del tipo «Lo voy a enmarcar!!!» o «Me cayó otra, esta es de Alianza!!!» para celebrar algunas canastas bastante abundantes y que diferían significativamente de las que se recepcionaron en varias otras comunas. En consecuencia, aquella vez se ordenó a la Zonal Chiloé de la empresa Dipralsa, que proceda al retiro del producto en mal estado y la eliminación de todas las unidades correspondientes a tres lotes de fabricación como medida preventiva

Luego, al sumarse todas las irregularidades, desde la Dirección Nacional se anunció el término anticipado del contrato con la empresa.



Este Post Aparece Primero en La Opinion de Chiloe