Tras varios desencuentros sobre cómo abordar la crisis sanitaria del coronavirus, el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, destituyó a su ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta.

“Acabo de oír del presidente Jair Bolsonaro el aviso de mi destitución del Ministerio de Salud”, informó Mandetta a través de su cuenta de Twitter.

“Quiero agradecerles la oportunidad que se me brindó de establecer el proyecto para mejorar la salud de los brasileños y de enfrentar la pandemia de coronavirus, el gran desafío que enfrenta nuestro sistema de salud”, agregó.

Mandetta, quien fue un firme promotor de las cuarentenas adoptadas por muchos gobiernos para impedir la propagación del coronavirus, se enfrentó en varias oportunidades a Bolsonaro, quien, hasta el día de hoy, sigue minimizando los efectos de la pandemia, sosteniendo que el país “no puede parar”, pues el “pueblo precisa trabajar”.


Según medios locales, este desenlace era un hecho, ya que el propio Mandetta había confirmado su salida durante la mañana de hoy.

“Debe ser hoy, como mucho, mañana”, habría asegurado.

El ahora ex ministro de Salud, explicó que permanecería en el cargo hasta que Bolsonaro lograra encontrar un sustituto y lamentó “la falta de consenso y acuerdo durante estos 60 días de batalla” contra el coronavirus.

Mandetta, médico de 55 años, había ganado una gran popularidad entre los brasileños, quienes han pedido medidas de confinamientos más drásticos que los que proponía Bolsonaro.

En un sondeo difundido por la firma Datafolha, Mandetta tenía la aprobación del 76% de los brasileños, frente un 33% de Bolsonaro, lo que habría desgastado aún más la relación entre ambos.

Asimismo, hace apenas tres días, Luiz Henrique Mandetta, había pedido un “único discurso” del Gobierno para combatir el coronavirus, ya que, según indicó, la población “no sabe” si debe “escucharlo” a él o “al Presidente”, Jair Bolsonaro.

“Espero que esta validación de los diferentes modelos para hacer frente a esta situación pueda ser común y que podamos tener un discurso único y unificado”, afirmó el ex secretario de Estado en una entrevista a la cadena de noticias O’ Globo.

Actualmente Brasil registra 29.165 casos de coronavirus y 1.924 muertos.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo