La presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, señaló que la prohibición de la música en restaurantes “no era una medida alocada”, aunque cuestionó la forma en la que el Gobierno la dio a conocer, la que generó el rechazo del sector gastronómico y artístico.

En conversación con el matinal Contigo en La Mañana de Chilevisión, la dirigenta gremial afirmó que la acción -que terminó en sólo una “recomendación” tras la ola de críticas- tenía sentido debido a que el volumen alto hacía que las personas hablaran más fuerte, por lo que al no llevar la mascarilla puesta para comer hacía que las gotitas de saliva se expandieran entre los clientes de una mesa, facilitando la propagación del coronavirus.

“Creo que sin duda no era una medida tan alocada por parte del Gobierno, pero creo que da muestra de cómo se han ido implementando las cosas. Es una señal de evaluar cómo se van implementando estas acciones y también conversar con los actores afectados (locatarios y músicos)”, expresó.

Siches añadió que “lo de la prohibición de la música en restaurantes, el Gobierno lo comunicó muy mal, pues pese a tener argumentos fisiológicos, en la población no se entendió y para la gente fue muy chocante“.

“Las respuestas que se dieron no habrían estado si se hubiese optado por conversar con todos los actores involucrados. Más que la música, es la bulla. Las personas suben el nivel de la voz y cuando se grita, las gotículas salen mucho más lejos”, precisó. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo