Luego de tres años de batalla legal, la ONG Corvia de Bélgica recibió la autorización formal para abrir el primer buzón para abandonar a recién nacidos de manera anónima en Bruselas.

“Nos felicitamos, porque cada niño debería tener derecho a un futuro”, declaró la portavoz de Corvia, Mathilde Pelsers.

De esta forma, el Consejo de Estado anuló la prohibición que había emitido el ex alcalde de Evere, Pierre Muylle, que prohibía el funcionamiento de este tipo de servicios. Según medios internacionales, el buzón estaba previsto que fuera instalado el 21 de septiembre de 2017, pero la ex autoridad lo prohibió ese mismo día.

Ante aquella negativa, la ONG Corvia inició un procedimiento legal en el Consejo de Estado para anular esa decisión con el argumento de que no incitaba al abandono de los menores sino que “ofrecía una posibilidad a las madres de dejar a su hijo con seguridad”.

Así, la prohibición queda anulada y además cuenta con el apoyo del actual alcalde de Evere, el socialista Ridouane Chahid.

El polémico buzón de recién nacidos no es pionero en el mundo, ya que existe previamente en Estados Unidos, donde hay 13 buzones para abandonar bebés no deseados. Estos fueron instalados a principios de 2019 en los estados de Indiana, Ohio y Arizona.

En Estados Unidos, la organización Safe Heaven Baby Boxes (SHBB) está cargo de los buzones y según señalan “persigue la disminución de las muertes provocadas por el abandono de recién nacidos en las calles”.

El proyecto de Estados Unidos fue fundado por Mónica Kelsey en 2016 y propone una alternativa a los llamados “refugios seguros” ofrecidos por el gobierno, los que exigen la identificación de las madres que dejan a sus hijos en ellos.

“Las personas que toman esa dura decisión suelen ser muy jóvenes y no quieren que nadie se entere de lo sucedido”, explicó Kelsey a Wthitv.

“Frente a los sentimientos de vergüenza y de culpa que esto les genera, muchas eligen abandonar a sus bebés en las puertas de hospitales, comisarías o estaciones de bomberos”, sentenció.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo