El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, rechazó los incidentes que se originaron ayer en distintos puntos de la capital, especialmente en la comuna de Santiago.

La autoridad se refirió, en medio del balance semanal que realiza junto a Carabineros, a las violentas situaciones que terminaron con saqueos a farmacias, enfrentamientos con la policía uniformada y la quema de un bus del sistema de transportes RED. Incluso se registraron al menos ocho personas detenidas por desórdenes en tras manifestaciones en las cercanías del Palacio de La Moneda.

En ese contexto, el subsecretario Galli aseveró que “400 personas no van a amenazar nuestra democracia” y que Carabineros está “para mantener y restablecer el orden público”.

Asimismo, Galli condenó las amenazas que han recibido distintas autoridades del Gobierno, las policías, fiscales y otros, destacando que es algo que no se va a tolerar por parte de las autoridades.

“Nuestros jueces, parlamentarios, y miembros del Poder Ejecutivo deben poder actuar con total independencia de acuerdo con el Estado de Derecho y libres de cualquier amenaza (…) Hemos visto graves denuncias (de autoridades), graves amenazas para inhibir su voluntad democrática, para quitarle autonomía a la toma de decisiones, eso es lo que no podemos permitir”,  sostuvo el subsecretario de Interior. 



Esta publicación aparece primero en El Dinamo