La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó que el fisco deberá pagar una indemnización de $40 millones a 31 de los 33 mineros que en 2010 quedaron atrapados en la mina San José, en la región de Atacama, y que fueron rescatados tras un gran operativo.

En fallo unánime, la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Omar Astudillo, María Soledad Melo y Maritza Villadangos– confirmó la sentencia dictada por el Noveno Juzgado Civil de Santiago, que estableció la responsabilidad por falta de servicio, condenando al fisco a pagar el monto por faltar al deber de la protección.

En la resolución, el tribunal señaló que los antecedentes dejaron en evidencia que “los órganos del Estado han faltado a su deber de protección, actuando de manera negligente en el cumplimiento de sus funciones, lo que lleva a estos sentenciadores a concluir que es el fisco de Chile, el que debe responder por la falta de servicio alegada y acreditada, por lo que el rechazo de la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por él, será mantenido”.

“Misma decisión, se adopta en cuanto a la alegación formulada por el Sernageomin, en cuanto a la responsabilidad que le cabría al empleador en los hechos que motivaron el derrumbe en la mina de su propiedad”, expresó.

Tras su exitoso rescate, la mayoría de los trabajadores decidió ir a la justicia para recibir una reparación, apuntando a la falta de fiscalización a la empresa en la que ocurrieron los hechos. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo