El arquero de Universidad de Chile Fernando de Paul dio por superada su pelea con su compañero de equipo, el volante Gonzalo Espinoza, con quien se enfrentó tras la caída 1-0 de los azules ante Unión La Calera en el Estadio Nicolás Chahuán.

El golero se presentó este viernes ante la prensa y aclaró lo sucedido, señalando que el enfrentamiento con el mediocampista está resuelta.

“Hoy quise estar para aclarar la situación, y no darle más vuelta al tema. Si bien son cosas que pasan, los que estuvieron o estamos dentro del fútbol, saben que son cosas que pasan por la adrenalina”, señaló.

El ex guardameta de San Luis de Quillota añadió que “quiero aclarar que la relación con Gonzalo y con los demás compañeros no cambia. Todos estamos detrás de un mismo objetivo”.

“Hubo otros compañeros míos que intentaron sacarme, porque veían que yo estaba muy nervioso y que le dije cosas al árbitro que no fueron en el tono adecuado, sin faltarle el respeto, pero si con un tono no adecuado, y mis compañeros estuvieron bien al sacarme. Le agradecí a ellos la intención que tuvieron porque la reacción mía no fue la mejor”, aseveró.

De Paul reveló además que el entrenador Rafael Dudamel -quien se encontraba en cuarentena por COVID-19- se comunicó con el plantel para abordar la pelea.

“Se comunicó con nosotros y nos pidió tranquilidad, y que solucionemos los problemas. El sentía que se iba solucionar, porque son cosas que pasan en el fútbol. No es lo ideal, pero son cosas que pasan y si pasan este tipo de cosas, lo bueno es que pasen rápido, como pasó acá, y punto final”, cerró. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo