La segunda ola del coronavirus está golpeando con fuerza a Europa, motivando el establecimiento de duras medidas restrictivas, las que hasta el momento no han afectado al deporte profesional, uno de los principales perjudicados con la llegada de la pandemia en marzo pasado. Fútbol, baloncesto…