La subsecretaria de Salud, Paula Daza, afirmó que el Gobierno continuará trabajando en el fortalecimiento de la estrategia de trazabilidad de los casos de COVID-19, luego que un informe del Colegio Médico, en conjunto con la Universidad de Chile y la Universidad La Frontera, detectara una serie de dificultades en el seguimiento de los casos.

En lo concreto, el reporte -que se basó en encuestas realizadas entre el 26 y 31 marzo en 80 centros de Atención Primaria de Salud (APS) y 11 direcciones de salud municipal- reveló que sólo un 23% de estos recintos asistenciales manifiesta posibilidades de aislar a todas las personas que lo requieren en residencias sanitarias en un lapso menor a 24 horas.

Sobre el hallazgo de nuevos pacientes contagiados con coronavirus, la subsecretaria explicó que “nosotros estamos implementando los (test) de antígenos para ir a buscar a las personas donde están”.

“En relación a la trazabilidad, lo que estamos haciendo hoy día es fortaleciendo la estrategia de trazadores en terreno. Porque una de las situaciones que hemos tenido es que obviamente la llamada telefónica permite hacer una buena investigación, pero muchas veces las personas no dan toda la información. Por lo mismo lo que estamos haciendo es tener trazadores en terreno, que vayan a las casas a hacer la investigación en terreno”, expresó.

Daza afirmó que este trabajo de trazabilidad se realiza “complementando” lo realizado por la atención primaria, admitiendo que algunas de los problemas detectados en el último mes se podrían deber a fallas en el sistema Epivigila, las que están siendo corregidas.

Respecto al estudio del Colegio Médico, la autoridad afirmó que sus sugerencias y advertencias están siendo recibidas en la Mesa Social COVID-19. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo