Coronel, de 31 años, fue detenida el pasado febrero en el aeropuerto internacional de Dulles, en Virginia, acusada de administrar los negocios criminales del Chapo.

Emma Coronel Aispuro, esposa del narcotraficante Joaquín “Chapo” Guzmán, se declaró culpable de colaborar en los negocios de tráfico de estupefacientes y lavado de dinero con el mexicano.

Coronel, de 31 años, fue detenida el pasado febrero en el aeropuerto internacional de Dulles, en Virginia, acusada de administrar los negocios criminales de Guzmán.

La esposa del Chapo Guzmán podría alcanzar una condena máxima de cadena perpetua hasta una mínima de 10 años de cárcel, según informó el juez Rudolph Contreras.

Entre los delitos que se le acusó a Emma Coronel, y ex reina de la belleza, se encuentran la fuga de su esposo, el Chapo Guzmán, del penal de máxima seguridad El Altiplano, en 2015.

Según indicaron las autoridades estadounidenses a medios locales, la esposa del Chapo pidió la realización de la construcción del túnel de 1,6 kilómetros que conectaba la ducha de su celda con una casa de seguridad.

La fiscalía también la acusa de ser cabecilla de una banda de narcotráfico que ingresó cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana en Estados Unidos.

Al haberse declarado culpable, la esposa de Guzmán podría ver reducida su condena.

Joaquín “Chapo” Guzmán fue durante años el jefe del Cártel de Sinaloa, uno de los grupos criminales más violentos y conocidos de México.

Guzmán, de 64 años, fue condenado a cadena perpetua y en la actualidad se encuentra recluido en una prisión de máxima seguridad en Colorado. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo