El caso de Norma Vásquez, la carabinera de 20 años cuyo cuerpo fue hallado al interior del maletero de un auto en un motel de Linares, en la región del Maule, ha causado gran impacto a nivel nacional y entre las autoridades, ya que el carabinero sospechoso de ser el autor del crimen también estaría involucrado en la golpiza que le quitó la vida a Álex Núñez, en octubre pasado.

Se trata de Gary Valenzuela, subteniente de la institución y compañero de labores de Vásquez en la 25° comisaría de Maipú, quien habría sido captado por cámaras de seguridad huyendo a pie desde el motel Eclipse de Luna donde estaba estacionado su vehículo, en el que fue hallado el cuerpo de Norma.

Tras descubrirse el crimen, el hombre huyó de la policía, por lo que viajó inmediatamente hasta Yumbel, región del Biobío, donde vivían algunos de sus familiares. Sin embargo, personal de la Policía de Investigaciones (PDI) logró detenerlo tras descubrir su ubicación.

De acuerdo a los antecedentes que se han revelado respecto al caso, la joven había puesto una denuncia por abuso sexual en contra de Valenzuela el 17 de julio pasado.

Tras esto, el oficial de Carabineros quedó con orden de alejamiento y prohibición de acercamiento al trabajo y domicilio de la víctima, además de ser suspendido de sus funciones en la institución mientras se investigaba la denuncia de Vásquez.

“Tenía miedo de pegarle, obvio lo habría hecho, pero tenía miedo de que me pegara de vuelta. Porque es agresivo siempre cuando se enoja”, relató Norma a un amigo en relación al abuso sexual.

Por medio de un audio, revelado por Chilevisión Noticias, la joven carabinera contó que el episodio que vivió con Valenzuela en aquella oportunidad “fue horrible, desesperante, lo único que hice fue taparme, llorar, gritar, decirle que parara, no lo hacía. Aparte, en la casa estaba él, yo y nadie más”.




Familiares de la joven carabinera criticaron fuertemente a la institución, asegurando que Carabineros no prestó la ayuda y atención necesaria para protegerla.

“Hubo un intento de abuso sexual y este hombre reconoció todo. Ella tenía una grabación, que la tiene Fiscalía, de casi una hora, donde este muchacho reconoce lo que hizo, lo que intentó hacer y que llama a su padre”, contó la hermana de Norma, Mariana Vásquez, al medio Hora 7.

Además reveló que Valenzuela y su padre -quien también es funcionario de Carabineros- le ofrecieron dinero y regalos caros a la joven luego del abuso, los que Norma se negó a aceptar.

“Le dijo ‘yo te perdono, Dios te perdona, trata de cambiar, pero a ti te voy a denunciar’, y fue a denunciar con la PDI, donde creo que estaban haciendo algo. Lo que sé es que él no estaba dado de baja, lo tenían contenido, pero todavía formulaba como funcionario de Carabineros, como subteniente”, explicó.

El pasado lunes se llevó a cabo el funeral de Norma Vásquez, al que asistieron una gran cantidad de personas para despedirla.

La muerte de Álex Núñez y los falsos testimonios

El subteniente de Carabineros no solamente estaba siendo indagado por el Ministerio Público por el abuso en contra de Norma Vásquez, sino que también por su participación en la golpiza que terminó por quitarle la vida a Álex Núñez (38), durante los primeros días del estallido social.

Núñez, quien se convirtió en una de las víctimas fatales de las manifestaciones, fue violentamente agredido por funcionarios policiales en las inmediaciones de la estación de Metro del Sol el 20 de octubre pasado.

Aquel día, tras haber sido golpeado, al llegar a su casa se acostó, pese a las recomendaciones de su familia de dirigirse a un centro asistencial. Al día siguiente fue trasladado hasta la ex Posta Central en estado de extrema gravedad, donde se le diagnosticó muerte cerebral y finalmente falleció.

En febrero pasado, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) se querelló por la muerte de Núñez, además de revelar el testimonio de un subteniente que aseguró que los policías involucrados en el caso se habían puesto de acuerdo para entregar un falso testimonio de lo ocurrido.

De acuerdo al relato del uniformado expuesto en la querella, luego de que se diera a conocer públicamente el caso, se le acercó Gary Valenzuela, quien le habría revelado el plan de entregar una declaración falsa.

“Mi teniente, le quiero contar algo porque le tengo buena, pero no le diga nada a mi teniente Eduardo Toledo. Lo que pasa es que durante la noche y hoy en la mañana me estuvo llamando mi teniente Eduardo Toledo, diciéndome que declaráramos lo mismo si nos citan a declarar o van a la comisaría a preguntar algún antecedente. Lo que pasa es que al parecer hay un video donde mi teniente Eduardo Toledo sale apuntado a una persona, pero no le dispara, y posteriormente salgo yo golpeando a una persona y sé que nos pueden cagar”, sostiene.

“Mi miedo es que el carabinero Maldonado declare la verdad porque él me tiene mala, y si le estoy contando esto es porque mi teniente Eduardo Toledo me pidió que dijéramos que vimos a las motos pasar por ahí, pero que nosotros no teníamos nada que ver, así que tenga cuidado con mi teniente Toledo, porque lo quiere cagar por lo que me dio a entender, se quiere salvar porque está asustado”, le habría alertado Valenzuela al mencionado funcionario.

Asimismo, el denunciante sostuvo que “fui enfático en aclarar que yo el día de los hechos no salí con ningún tipo de bastón y que de los seis motoristas que andábamos, sólo uno portaba un bastón isomer, por lo que era imposible que nosotros fuéramos los agresores”.

“En ese mismo acto, mi mayor Bonilla me señala: ‘Diga la verdad, porque hay declaraciones que indican que los motoristas se encontraban con una persona de vestimenta negra en el suelo, no que lo golpearon, pero que sí estaban ustedes con él’” contó.

“Automáticamente, por deducción, me percaté de que el día anterior habían ido a declarar a la Fiscalía Administrativa (Fisad) de la Prefectura Central el subteniente Eduardo Toledo, el suboficial Orlando Sepúlveda y el cabo segundo José Ramírez, quienes, a mi parecer, se pusieron de acuerdo para declarar y que coincidieran las versiones, ya que coincidía con lo que el subteniente Gary Valenzuela me señaló”, remarcó.

Asimismo, el policía confirmó lo declarado por un amigo de Núñez, quien aseguró que fue golpeado por personal de Carabineros y posteriormente trasladado a una unidad policial en un furgón.

“También coincide con lo ocurrido esa noche, puesto que el subteniente Valenzuela efectivamente trasladó a una persona desde las inmediaciones del Metro El Sol a la 25° Comisaría“.

Gary Valenzuela será formalizado durante la jornada de este miércoles 26 de agosto como el autor del crimen de Norma Vásquez.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo