El volante chileno Arturo Vidal aún no puede cerrar su fichaje con el Inter de Milán, en una operación que permanecería bloqueada debido a un pedido del defensa uruguayo Diego Godín.

El charrúa no está considerado por el entrenador Antonio Conte para la próxima temporada, por lo que debería buscar un nuevo club. Su próximo destino debería ser Cagliari, pero el problema es que el jugador no quiere perder los 5.5 millones de euros que tenía como salario con los “neroazzurri”.

Según lo informado por AS, hasta que el Inter no resuelva su tema con Godín el traspaso de Arturo Vidal deberá seguir en el congelador.

De todos modos se espera que esto se solucione rápidamente, porque más allá del tema monetario, el seleccionado uruguayo tendría intereses familiares con el Cagliari debido a que su esposa, Sofía Herrera, nació en Cerdeña, y su suegro, José Óscar Herrera, jugó por el elenco isleño entre 1990 y 1995.

El “Rey Arturo” comenzó durante esta semana su proceso de despedida del FC Barcelona. Durante el martes el nacional fue visto en las instalaciones de la Ciudad Deportiva Joan Gamper retirando algunas de sus cosas y saludando a sus compañeros.

Si cierra su fichaje con el Inter, Vidal se encontrará con Conte -a quien conoce desde su paso por Juventus- y con el delantero nacional Alexis Sánchez.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo