Según informó el Diario Marca de España, al finalizar el encuentro, se produjo una tensa discusión en el vestuario del Barcelona entre jugadores y técnico.

“Ya se podía intuir que la cosa no iba muy bien entre ellos después de las declaraciones que hizo Suárez a pie de campo, en las que señaló al staff técnico cuando le preguntaron acerca de los malos resultados fuera de casa”, parten indicando en la publicación.

Luego, detallan: “En el vestuario se produjo una tensa discusión. Los jugadores recriminaron al técnico alguna de sus decisiones tácticas y también alguno de los cambios que realizó en el partido frente al Celta, como pudieron ser los de Arthur o Griezmann”.

“La discusión fue muy tensa, según algunas fuentes, y viene a demostrar que no hay ninguna sintonía entre los dos colectivos”, cerraron desde Marca.

El empate del fin de semana ante el Celta de Vigo sólo aumentó la tensión al interior del camarín azulgrana, pues Luis Suárez, por ejemplo, mandó a los periodistas a «preguntarle al técnico» por la baja en el nivel del equipo. Y este lunes, la prensa catalana da cuenta de una fuerte discusión entre el DT y los futbolistas.

«Hablamos de muchos temas, los que se centraron en el fútbol, que es lo que tenemos que mejorar», contó Quique Setién.

«La forma en que estamos jugando, siendo superiores, pero incapaces de marcar diferencias, genera nerviosismo», reconoció el estratega. «Nos frustra un poco», añadió. «Pero son cosas normales… Tenemos que volver a ganar y lo haremos cuando mejoremos ciertas situaciones«, sentenció el estratega.



Este Post Aparece Primero en elperiscopio