El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, arremetió contra quienes criticaron la reunión entre el Gobierno y los representantes del Congreso, Yasna Provoste (DC) y Diego Paulsen (RN). De acuerdo al secretario de Estado, para algunos sectores es un pecado hablar de acuerdos.

En entrevista con el programa Mesa Central de Canal 13, Delgado aseguró que en La Moneda no temen hablar de acuerdos, pero, “pareciera ser que hoy día es una especie de pecado hablar de acuerdo. Es como que eso es igual a cocina”.

“Por eso creo que tenemos que tener la delicadeza de ver bien la parte semántica, porque hay mucha gente que es muy sensible con estos temas”, continuó.

En esta línea, Delgado afirmó que “siempre van a haber sectores que van a tratar eso de cocina”, pero el problema es que “de ahí a la violencia hay un paso”.

Por ello, recalcó que no existe nada más transparente que “entrar a una reunión, salir, todos han transparentado en redes sociales lo que están haciendo, se han difundido las minutas, creo que es muy transparente”.

Los “mínimos comunes” alcanzados en la reunión

Durante la entrevista, el secretario de Estado detalló algunos de los mínimos comunes que alcanzó el Gobierno y Congreso tras la reunión del viernes pasado.

Al respecto, Rodrigo Delgado contó que el acuerdo más relevante fue “seguir avanzando en la agenda de protección social”.

“Se habló de aumentar del 80 a 100% los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia en el Registro Social de Hogares”, agregó Delgado.

Por último, según expresó el ministro, también se conversó una eventual reforma tributaria donde el Gobierno “está dispuesto a cambios que recauden más recursos”, como eliminar algunas exenciones tributarias. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo