Carabineros dio de baja al subdirector de la Escuela de Formación de la institución, Paulo Zenteno, tras ser formalizado por infringir el artículo 318 del Código Penal, luego que en su domicilio se llevara a cabo una fiesta clandestina el pasado fin de semana.

Desde la institución no se refirieron formalmente al tema, pero fuentes ligadas a Carabineros y al Ministerio del Interior confirmaron a EL DÍNAMO que su desvinculación se debió a los antecedentes recabados por el sumario administrativo y la formalización del 8° Juzgado de Garantía de Santiago, donde se dieron a conocer los hechos en que el teniente coronel amenazó al capitán de la institución por llevar a cabo la detención.

Detenido en su departamento

Los hechos se produjeron la noche del sábado, en el séptimo piso de un condominio ubicado en Ricardo Lyon, entre las calles Bustos y Luis Amundsen, en la comuna de Providencia. En ese lugar, se llevaba a cabo una celebración en la que participaba Paulo Zenteno, el dueño de casa, junto a otros dos funcionarios de Carabineros y amigos.

Producto del ruido, vecinos alertaron a personal de Seguridad Ciudadana, quienes dieron cuenta del hecho a la Seremi de Salud y al personal policial de la comuna, quienes constataron que en el departamento se llevaba una celebración que superaba el aforo permitido en cuarentena.

Tras ser detenidos, la tarde del domingo se llevó a cabo el control de detención y luego se formalizó a Paulo Zenteno por ser el organizador y al civil Ignacio Navarrete por reincidencia.

El ahora ex uniformado quedó con la medida cautelar de arraigo nacional y la prohibición de acercarse al capitán que amenazó. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo