El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago revisó a mañana de este lunes, las medidas cautelares de Hernán Calderón Argandoña, y la reformalización de cargos del joven que fue acusado del delito de parricidio frustrado, tras atacar con un arma blanca a su padre el 11 de agosto pasado.

El tribunal decidió rechazó la solicitud de la defensa y confirmó prisión preventiva de Hernán Calderón Argandoña como imputado por parricidio frustrado, daños, disparo injustificado, amenazas no condicionales y lesiones menos graves en contexto VIF.

La audiencia se realizó luego de que la víctima, Hernán Calderón Salinas, decidiera rectificar la querella en contra de su hijo por parricidio frustrado a lesiones de carácter grave en contexto de violencia intrafamiliar.

Calderón Salinas también informó que se auto representará en la causa, luego de que uno de sus abogados presentó la renuncia.

El hijo de Raquel Argandoña está cumpliendo la medida cautelar en el Área de Salud de la cárcel Santiago 1, ya que debía cumplir la cuarentena respectiva al ingresar al penal, además de estar recibiendo atención relacionada con la salud mental.

Hace algunos días, la polola del detenido desistió de una querella por abuso sexual reiterado en contra de Calderón Salinas.

La información fue confirmada por la Fiscalía Metropolitana Oriente, que utilizó su cuenta de Twitter para señalar la decisión del magistrado de mantener la prisión preventiva para Hernán Calderón Argandoña.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo