A pesar que la OMS confirmó que el coronavirus no se transmite a través del aire, George Gao, el científico que lideró la lucha contra el coronavirus en China, indicó la importancia de la utilización de mascarillas para controlar el coronavirus.

“Es un gran error. Este virus se transmite por gotitas y contacto cercano. Las gotas juegan un papel muy importante: tienes que usar una máscara, porque cuando hablas, siempre salen gotas de tu boca”, sentenció Gao en una entrevista publicada en Science.

Asimismo señaló que “muchas personas tienen infecciones asintomáticas o presintomáticas. Si usan máscaras faciales, pueden evitar que las gotas que transportan el virus escapen e infecten a otros”.

George Gao, quien es científico especializado en inmunología y virología en las Universidades de Oxford y Harvard y además, es jefe del equipo que aisló el virus SARS-CoV-2 que causa la COVID-19, aseguró que el uso de mascarillas debería ser acompañado por otras medidas, como la instalación de termómetros en los accesos de todos los lugares públicos para que las personas con fiebre alta puedan ser detectadas tempranamente y el aislamiento de las personas infectadas en grandes instalaciones.

“Eso debería suceder en todas partes. Solo es posible controlar COVID-19 si se puede eliminar la fuente de la infección. Es por eso que construimos hospitales modulares y transformamos estadios en hospitales”, indicó.

Por otro lado, y en contra de los dichos del científico para hacerle frente al coronavirus, la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos continúan afirmando que las mascarillas no necesariamente protegen a las personas sanas de infectarse mientras realizan sus tareas cotidianas.

En un estudio publicado por la OMS analiza las formas de transmisión del virus que causa el Covid-19, y la conclusión a la que llega es que el coronavirus se transmite únicamente por contacto con las gotitas respiratorias que una persona contagiada proyecta al estornudar o al toser, y no hay ninguna evidencia de transmisión por el aire, por lo que no aconsejan usar mascarillas.

“El contagio solo puede producirse por contacto directo con una persona infectada o por contacto con una superficie o un objeto que ésta haya utilizado”, afirmaron desde la OMS.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo