El diputado Raúl Florcita Motuda Alarcón (PH) sigue promoviendo el cuestionado dióxido de cloro como una alternativa de tratamiento para el coronavirus, esto a pesar de que Chile ya registra a cinco personas intoxicadas por su consumo.

Según lo consignado por el diario Hoyxhoy, el Centro Toxicológico de la Universidad Católica reportó a pacientes que resultaron gravemente enfermos durante la pandemia por ingerir la sustancia, la que es asociada principalmente a la limpieza industrial.

Los afectados van de los 45 a 70 años y presentaron pérdida de conocimiento, vómitos y dificultad para respirar, entre otros síntomas.

Alarcón había anunciado tratativas para que el Instituto de Salud Pública (ISP) evalúe la utilidad del químico, que en las redes sociales es conocido como clorito de sodio o Solución Mineral Milagrosa (MMS, por su sigla en inglés).

“Quiero ver la posibilidad de salvar vidas”, expresó el humanista, quien fundamentó su idea con opiniones de médicos y políticos de Bolivia y Argentina.

El ISP y múltiples expertos han rechazado el consumo del dióxido de cloro, planteando que no se trata de un medicamento. De hecho, la entidad sanitaria detalló que en el mundo se han hecho tres investigaciones sobre su uso. Dos de ellas tuvieron pocos participantes para sacar conclusiones (20 voluntarios) y los tres presentaron un diseño sesgado.

Florcita Motuda se sumó a una cuestionada propuesta que no solo dejó intoxicados, sino que también víctimas fatales. En Argentina, un niño de cinco años falleció luego de haber consumido el elemento como un remedio.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo