Una investigación determinó que la cepa actual del coronavirus se propagaría más rápido que la original, pero no tendría efectos más dañinos para las personas que se infectan.

El estudio, que fue realizado por expertos del Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México y de la Universidad de Duke en Carolina del Norte, en conjunto con el grupo de investigación COVID-19 Genomics UK de la Universidad de Sheffield, siguió la evolución del SARS-CoV-2 a seis meses de su detección en la ciudad china de Wuhan.

Las conclusiones fueron publicadas en la revista Cell y señalan que el COVID-19 tuvo una mutación que afecta la proteína espiga, la estructura que utiliza el virus para ingresar a las células que están infectadas.

Tras una observación y experimentación profunda, los expertos afirmaron que la cepa D614 del coronavirus (la actual) ha avanzado mucho más rápido que la G614 (la original).

Una de las complicaciones de este hallazgo es que la modificación podría alterar de alguna manera los proyectos de vacuna que se están realizando en todo el mundo, los que están basados en una etapa inicial del virus.

Lo positivo, eso sí, es que no hay evidencias de que la mutación haya transformado al virus en una enfermedad más grave y letal en los pacientes, por lo que hay esperanzas de que en algún momento sea mucho más benigno de lo que es actualmente.

“El trabajo actual podría ser bien la variante G614 puede ser más infecciosa, no es más patógena. Existe la esperanza de que una medida de la infección por el SARS-CoV-2 se propague, el virus podría volverse menos patógeno”, señaló Lawrence Young, profesor de oncología médica en la Universidad de Warwick del Reino Unido, en declaraciones consignadas por CNN.

Otro elemento a favor es que la variante G614 -propagada principalmente en Europa- estaría presente en el suero convaleciente de la mayoría de los pacientes, por lo que aún se puede acceder a este tipo de tratamiento para los pacientes graves.

Esta nota Cepa actual del coronavirus se propagaría más rápido que la original apareció primero en El Dínamo.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo