El Ministerio de Salud confirmó durante este jueves que los cementerios de todo el país permanecerán cerrados durante los días 31 de octubre y el 1 de noviembre, fechas en las que se conmemora el Día de Todos los Santos.

La información fue entregada por la subsecretaria de Salud, Paula Daza, quien explicó que con la medida se buscará evitar las aglomeraciones que tradicionalmente se presentan en estos recintos durante la festividad, teniendo en cuenta la emergencia sanitaria que aún se vive por la pandemia del coronavirus.

El titular de Salud, Enrique Paris, agregó a modo de recomendación que “las personas que quieran ir a visitar a sus seres queridos que han fallecido lo hagan durante la semana en horarios que puedan concurrir”.

En mayo pasado, cuando el país se encontraba en en peak de contagios y fallecimientos por la pandemia, el Gobierno estableció que los cementerios debían permanecer cerrados por tres días considerando la celebración del Día de la Madre, donde se esperaba una llegada masiva de visitantes a los camposantos públicos y privados.

Durante todos estos meses la mayoría de las ceremonias fúnebres se han realizado bajo protocolos sanitarios, especialmente cuando los difuntos corresponden a casos vinculados al COVID-19.

 



Esta publicación aparece primero en El Dinamo