La Fiscalía Centro Norte presentó un recurso ante la Corte de Apelaciones de Santiago para revertir la libertad de los imputados por las amenazas de muerte a la persecutora regional Ximena Chong.

Con la acción legal se busca que siete de los ocho imputados reciban medidas más gravosas al menos mientras dure la indagatoria por los hechos, la que el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago fijó en 90 días. Solo uno de los acusados, identificado como Pablo Martínez, quedó en prisión preventiva, ya que también fue formalizado por tener un arma de uso bélico, específicamente una UZI en su domicilio.

Mientras que el resto de los involucrados, que fueron identificados como Gabriel Jara Vivanco, Daniel Goldberger Garcés, Solange Aravena Méndez, Paula Narváez Orrego, Osvaldo Urcola Díaz-Valdés, Benjamín Zaragoza y Fernando Hasler Martínez, deberán firmar mensualmente en una comisaría de su comuna, así como también se decretó la prohibición de acercarse a la fiscal y su familia.

El persecutor, Francisco Jacir, buscará con el recurso revertir estas medidas, ya que no fueron las solicitadas por el Ministerio Público en la audiencia de formalización de cargos. Es dicha instancia, se pidió la cautelar más gravosa para los ocho detenidos, es decir, la prisión preventiva.

De acuerdo a los antecedentes del caso, el grupo se organizó para llegar hasta la casa de la fiscal con el fin de amedrentarla por su labor como fiscal, luego de que liderara la investigación y formalización de un funcionario de Carabineros acusado de empujar a un adolescente al río Mapocho.

Dos de los sujetos golpearon la puerta de vivienda e hicieron entrega de una carta al hijo de Chong, en la que se amenazaba la integridad física y psicológica de la fiscal. Ahora será la Corte de Apelaciones la que deberá decidir si se realiza una modificación en la resolución ya dictada. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo