Canadá se transformó en el primer país en aprobar el uso de la vacuna contra el COVID-19 de la farmacéutica Pfizer y la empresa BioNTech en personas desde los 12 años, lo que permitirá extender su proceso de inoculación hacia los adolescentes.

La agencia reguladora federal del país norteamericano decidió dar luz verde a la inoculación de los menores de edad, debido a que cuenta con los antecedentes suficientes desde los ensayos clínicos realizados por el laboratorio.

“Después de completar una revisión científica exhaustiva e independiente de la evidencia, el departamento determinó que esta vacuna es segura y eficaz cuando se usa en este grupo de edad más joven”, expresó Supriya Sharma, asesora médica del gobierno canadiense, en declaraciones consignadas por CTV.

En lo concreto, la autorización entregada por Canadá se basó en una serie de pruebas realizadas por Pfizer en más de 2 mil personas de entre 12 y 15 años, las que mostraron que el suero era eficaz para combatir el COVID-19 y seguro frente a su aplicación.

“Si bien es menos probable que las personas más jóvenes experimenten casos graves de COVID-19, tener acceso a una vacuna segura y eficaz ayudará a controlar la propagación de la enfermedad a sus familiares y amigos, algunos de los cuales pueden tener un mayor riesgo de complicaciones”, agregó Sharma.

Varios laboratorios están iniciando sus ensayos clínicos para determinar la eficacia y seguridad de sus fórmulas en niños y adolescentes. Con la entrega de nuevos antecedentes, las respectivas agencias reguladoras evaluarán la extensión de las autorizaciones actualmente vigentes, que en el caso de Pfizer/BioNTech se establecieron para los mayores de 16 años. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo