La muerte de Jorge Mora pegó en todos los sectores de la sociedad.

La Asociación Hinchas Azules de la Universidad de Chile se manifestó al respecto: «fue una muestra más de que la represión del Estado está absolutamente descontrolada. Desde la Asociación Hinchas Azules, enviamos nuestras condolencias a su familia, cercanas y cercanos».

«Este es un ejemplo más de las razones por las cuales no se debía reanudar el fútbol. La policía tiene un histórico odio contra las y los hinchas del fútbol y nada nos ha garantizado las condiciones para retomar una actividad en la que tradicionalmente la policía desata su brutalidad contra la gente. Nos reprimían y mataban antes del estallido sociales», redactaron.

Respecto a la responsabilidad de Carabineros, la Asociación sostuvo que: «ahora, tras el estallido, se siente alentados y con carta blanca, visada por gobierno, para seguir reprimiendo, torturando, mutilando y asesinando».

«Como Asociación Hinchas Azules repudiamos el actuar de Carabineros, agentes asesinos del Estado, de la Intendencia y de Estadio Seguro. Asimismo, nos ponemos a disposición para participar con todas las hinchadas en las acciones conjuntas, de índole política, jurídica o comunicacional, que sean necesarias para impedir que destruyan nuestros espacios organizativos, que son los clubes», complementaron.

Pero no solo para el Gobierno y la policía fueron citados: «lo que debe morir es el fútbol empresa, no las y los hinchas. Las Sociedades Anónimas no son clubes y están controladas por los enemigos del pueblo que generan riquezas a partir de la explotación de la población. Los clubes son su gente y deben velar por la seguridad de sus socios y socias, no ser cómplices de los crimines de Carabineros y el Gobierno», aseguraron.

«Ojalá no vuelva a rodar la pelota, pues ya mataron a uno de blanco, pero mañana podría ser uno/a de azul o de algún otro color, continuando esta masacre contra el pueblo», cerraron.



Este Post Aparece Primero en elperiscopio