Argentina informó este jueves la existencia de dos casos confirmados con la variante Delta, masificada en India, y que es considerada una de las más agresivas del COVID-19.

La directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, informó que las personas regresaron desde el extranjero al Aeropuerto de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires, dando positivos a los exámenes efectuados en el terminal aéreo.

“Los aislamos automáticamente en hoteles junto a todos sus contactos estrechos”, indicó la autoridad trasandina a medios locales.

Carignano explicó que la variante Delta “es una variante importante que el Ministerio de Salud está monitoreando” y agregó que “hoy se están reuniendo con el consejo de expertos para ver si se toma alguna medida”.

Junto a ello, la autoridad explicó que los pacientes habían dado negativo en el test PCR efectuado en el país desde donde provenían, “pero al ser hisopados en Ezeiza se detectó que habían contraído el virus”.

“Hasta el momento, los contactos estrechos no contrajeron la enfermedad y transitan el aislamiento sin síntomas”, añadió la autoridad.

Ante esta situación, Carignano recordó que “la cuarentena para los que llegan de viaje es obligatoria” y advirtió que “es clave el control de la cuarentena de los que llegan de viaje”.

También señaló que “no tomamos estas decisiones para molestar a la gente, sino para cuidarla”. 



Esta publicación aparece primero en El Dinamo